Cómo se hizo… La historia de Ander e Irama

irama1Irama nos escribió un correo electrónico. Se casa el próximo año y nos confesaba que no quería regalar el típico reloj a su novio, como regalo de compromiso. Quería algo inesperado, que se saliese de lo habitual.

“Regalar un reloj me parecía demasiado frío e impersonal para un momento tan bonito y significativo como era el hecho de comprometernos”.

Les ofrecimos nuestras posibilidades y adaptamos uno de nuestros libros a lo que ella necesitaba, añadiendo más extensión a los capítulos, para que en cada uno estuviese la esencia completa de la relación.

“Necesitaba plasmar tanto el inicio de nuestra historia, que fue curioso y muy especial, como muchas otras cosas que después de ocho años juntos, significan mucho para nosotros (momentos, lugares,…). No me hubiese gustado quedarme con la sensación de dejarme algo importante”, justifica ahora, cuando ya tiene la pareja el libro en sus manos. Trabajamos de forma intensa con Irama poco tiempo, pero comprobando que cada paso que dábamos era de su agrado. “El proceso de trabajo no solamente me resultó cómodo, sino que además me hizo disfrutar y revivir los inicios de nuestra relación. Además, contábamos con muy poco tiempo para llevarlo a cabo así que la redactora Ana, y yo,  tuvimos que meterle “mucha caña” a la historia”, recuerda la prometida. Su libro se tuvo que realizar a contrarreloj, para llegar al plazo de entrega.

“Si la experiencia ha sido tan positiva es gracias a Ana, con la que desde el primer momento tuve una comunicación súper fluida y una gran conexión. Una persona a la que no me costó nada abrirle mis sentimientos y que siempre estuvo ahí para orientarme durante todo el proceso. A nivel técnico, me llamó la atención la facilidad de Ana para conectar con nuestra historia de tal forma que fue capaz de sintetizarla y convertirla en un bonito cuento.

“A nivel personal, esta experiencia me ha resultado emocionante”.

El hecho de plasmar sobre un papel mi propia historia, mis sentimientos, me permitió revivir y volver a sentir lo que es el comienzo de una relación, y valorar aún más todos esos pequeños detalles que nos han ido dejando huella y que, hasta que no te paras a pensar en ellos, pueden llegar a pasar desapercibidos”, comenta Irama, aún emocionada al recordar el proceso y ver el trabajo de esos días en sus manos.

Pero aún sonríe más cuando recuerda el momento de la entrega: “Aproveché el día de nuestro aniversario para regalárselo. Mientras dábamos un paseo por Bilbao, encontré el momento perfecto para entregárselo: de noche, en un puente de madera, frente al Guggenheim, y una luna llena espectacular acompañándonos. Para que luego digan que la magia no existe”, comenta entre risas. Allí, los dos revisaron su propia historia de amor al completo. Y, al final del relato, el collage: “El libro significa tantísimo para ambos que, es inevitable seguir leyéndolo y no emocionarse; pero lo cierto es que el collage, con una simple mirada, nos desata los mismos sentimientos…El collage somos nosotros, son nuestras emociones y nuestra complicidad plasmadas en una hoja…increíble”, expresa.

irama 2El libro ya está en su poder. Y ahora preparan su próxima boda… por lo tanto, tienen muchas más páginas por escribir: “Sin ninguna duda, repetiría una y mil veces más, porque repito, la experiencia de escribirlo y de ver el resultado posterior, ha sido maravillosa. Y por supuestísimo que recomendaría a 1000historias infinitas veces, y a Ana, una grandísima profesional, capaz de empatizar con nuestra historia, siempre ahí dispuesta a ayudarme, a orientarme. De parte de ambos, le damos las gracias por habernos permitido que nuestra historia, nuestros sentimientos y todos esos pequeños detalles de ocho años maravillosos de relación, queden plasmados en un bonito cuento para leer y quién sabe si para leerles a nuestros futuros hijos a la hora de dormir“.

El placer ha sido trabajar con una pareja como vosotros…. ¡Viva los novios!

Comparte esta entrada....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+